Acertar Publicidad Espacio publicitario
Miércoles, 19 Abril 2017 09:34

Juan Carlos Osorio: lo que genera la Selección de México en EEUU es único y excepcional Destacado

Escrito por
Valorar este artículo
(0 votos)

En octubre de 2015, el colombiano Juan Carlos Osorio llegó al timonel de la selección mexicana ya con la clasificación a la Copa Confederaciones 2017 obtenida por Ricardo Ferretti en una noche mágica en Pasadena.

Osorio, quien no había entrenado a ninguna selección, ha tenido un paso casi perfecto con el Tricolor. Logró en menos de dos años. El colombiano llevó a México a completar su camino invicto de 22 encuentros hasta que cayó por un humillante 7-0, una derrota que pocos mexicanos le van a perdonar.

En las eliminatorias mundialistas, el Tricolor lidera el Hexagonal con comodidad y encara la Copa Confederaciones de Rusia este verano en un grupo junto a Portugal, Nueva Zelanda y el anfitrión Rusia.

A pesar de tener un paso casi perfecto con México, Osorio será juzgado si el Tricolor avanza a un quinto partido del Mundial, una barrera con la que ha chocado el seleccionado azteca una y otra vez.

Durante una visita esta semana a Los Ángeles para promover el duelo entre México y Croacia para el 27 de mayo, Osorio habló con HOY Deportes sobre su llegada a tierras aztecas, después de ser entrenador de equipos en Colombia, Inglaterra, Estados Unidos y Brasil.

¿Cómo comparas la afición mexicana con otras que has visto?

Cuando estábamos en Nacional, el equipo más grande de Colombia, nos estábamos preparando para cualquier trabajo. Luego tuvimos la gran oportunidad de ir al Sao Paolo. Ya mirábamos esa preparación para futuros trabajos bajo otros parámetros. Pensábamos que el hecho de trabajar en Brasil nos daba esa gran posibilidad. Cuando llegó la selección mexicana, escuchábamos decir que era un trabajo con una responsabilidad extra. Estando acá y viviendo el día a día, nunca nos imaginábamos, y yo personalmente lo confieso, de la magnitud, la forma, la manera, la pasión con la que el aficionado mexicano, percibe su selección.

Si hay un trabajo el cual realmente lo prepara uno para cualquier tipo de reto, es México. Hay varias maneras de mirarlo. Una es decir que es un trabajo con demasiada presión. Otra forma de verlo es que es una oportunidad excepcional y única para preparase para cualquier otro trabajo, para cualquier otro reto. Lo que genera la selección mexicana de futbol, no lo genera ninguna otra selección. Una selección que en México genera un tema de conversación todos los días y la misma selección mexicana en Estados Unidos genera conversación para todos los días. Es una selección que no solo tiene seguidores sino que mercado. Seguidores, detractores, gente que apoya y gente que no en dos países muy grandes. Indiscutiblemente ahora nos damos cuenta en un trabajo que implica una responsabilidad enorme pero las posibilidades de crecimiento y aprendizaje son realmente enormes. El aficionado mexicano es extremadamente apasionado por la selección. A mí me parece algo extraordinario, especialmente cuando venimos a territorio americano y sentir el apoyo que se siente es algo increíble. Reitero es un caso único y excepcional en el cual me siento muy halagado y muy agradecido y que doy el 100% para sacar este proyecto adelante.

¿Hay algo que te ha sorprendido de la cultura mexicana?

Yo creo que en varios aspectos es muy parecido a Colombia, la comida, la alegría de la gente. La manera en cómo se toma la vida y cómo se toma el futbol. Lo que sucede es que obviamente, México es casi el doble, el 2.5 más grande que Colombia, por lo que obviamente todo se duplica, se triplica, por ejemplo las cantidades de programas de futbol. Más que sorprenderme, me hace sentir más cómodo.

Vemos la presión que entrenadores como Paco Jémez viven en Cruz Azul, en un puesto importante. Obviamente tú estás en uno de ellos, ¿sientes que le ponen más presión a un entrenador extranjero?

Yo creo que la presión la asume cada uno, en la manera de percibir las cosas. Por ejemplo, la gran presión mía es la vocación que tengo por mi profesión, la vocación de dar siempre lo mejor de mí. A eso, hay que sumarle que no hay mucho tiempo de espera, que la gente quiere resultados rápidamente. Al final si uno no se sabe gestionar, se convierte en una presión muy grande.

¿Sientes que te tratan diferente por ser un entrenador extranjero?

Sí, sí creo.

La gente te va a juzgar dependiendo si México avanza al quinto partido en un Mundial. ¿Has pensado en eso?

La verdad que nos ocupamos y hacemos un esfuerzo muy genuino en lo que podemos controlar. Lo que podemos controlar es la preparación para los próximos dos juegos al Mundial. Y de a dos en dos llegaremos allá. Nos planteamos como objetivo que cada dos juegos, saquemos cuatro puntos, ojalá los seis. Creo que de tener una buena clasificación, la confianza, la credibilidad, nos va a llevar a un mejor nivel. El grupo no va a ser un grupo de 15 jugadores de elite, va a ser, ojalá de 17, de 20, o 22 y en la medida que lleguemos a eso, la selección va a poder llegar a este quinto partido con todas las esperanzas de ganarlo.

¿En qué ha cambiado Osorio de aquel entrenador que estuvo en el MetroStars?

Ya son 17 años, creo que sí he cambiado, si partimos del hecho mismo de que a todas horas mi cerebro y el suyo cambia constantemente, por las experiencias vividas, por el entorno, por las derrotas, por los triunfos. Lo que sí permanece es la esencia, la energía las ganas, la voluntad de que le pongo a mi trabajo, de prepar al equipo lo mejor posible, de salir a ganar. Continúo siempre siendo el mismo. Tengo la humildad par a recibir críticas, en ese aspecto creo que igual. Creo que soy un mejor entrenador de futbol y mejor ser humano.

¿Qué le falta a México para que llegue a tener varios jugadores mexicanos en Europa?, como Colombia…

En este momento hay tres o cuatro jugadores en México que tienen toda la capacidad de trabajar en Europa, pero hay que entender que México es una liga muy fuerte económicamente. Hay que entender que los clubes son muy reacios a liberar o vender a sus jugadores y ese es más el tema. Por condiciones, deberíamos tener más jugadores en Europa.

¿Has pensado en tu futuro después del Mundial?

Me ilusiona mucho ver, sobre todo el grupo que va a Copa Oro, cuáles de esos jugadores se van a consolidar a un nivel internacional. Y me encantaría corroborarlo y trabajar con ellos. Por ahora, el objetivo es el Mundial. Y la posibilidad de continuar, que sea por mérito, por llegar a ser una buena representación digna del futbol mexicano y de la gente mexicana. Después de ahí, vamos a ver la evolución de nuevos jugadores que vienen levantando la mano, buscando un puesto en la selección. Esa es una razón extraordinaria para continuar.

Fuente: hoylosangeles.com

Leído 117 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Diseño, programación y soporte Webmaster Cali