Acertar Publicidad Espacio publicitario
Domingo, 11 Febrero 2018 21:47

Millonarios venció 1-0 a Patriotas en El Campín Destacado

Escrito por
Valorar este artículo
(0 votos)

Tener efectividad en el fútbol es tan importante como tener un buen equipo. En los últimos partidos, ésta ha sido la aliada de Millonarios. En el juego de vuelta de la Superliga Águila frente a Nacional necesitó de dos llegadas para vencer al cuadro verde en el Atanasio Girardot 2-1 y este domingo, en el estadio El Campín, ante más de 24.000 aficionados, solo necesitó de un par de oportunidades para vencer a Patriotas 1-0 y sumar su primer triunfo en la Liga Águila.

La iniciativa fue de Millonarios. Fueron los que propusieron. Se fueron encima de Patriotas sin tomar precauciones atrás como si el único resultado que les sirviera fuera ganar. Con sus laterales jugando como un volante más, fueron invadiendo terreno de Patriotas que, con un bloque de cinco, por delante de otro de cuatro intentaba aguantar la embestida azul. Solo dejaban a Matías de los Santos y a Andrés Cadavid con la responsabilidad de defender porque no había nada que defender. Allá atrás los dos defensores y el arquero Wilker Fariñez se murieron de aburrimiento en gran parte del encuentro. Solo los despertaba la velocidad de Carlos Mosquera, quien intentó aprovechar la lentitud de los centrales, o cuando a Diego Álvarez le daba por inventar e intentaba gambetear y salirse descaradamente del libreto propuesto por Patriotas.

Pero Millonarios, con el control del balón y la mayoría de sus jugadores en campo rival, no fue profundo. Se estrellaron constantemente con la muralla de los visitantes. Sus laterales poco llegaron a línea de fondo y cuando lo hicieron e intentaron centrar el balón casi siempre éste terminó en la cabeza de los defensores del cuadro de Tunja. Solo hubo una que ganó un jugador de Millonarios. Fue al minuto 32. Centro de Felipe Banguero, por izquierda, de primera llegó John Duque, quien de zurda sacó un remate de primera, que se estrelló en la escuadra derecha del arquero Diego Martínez, quien se quedó estático siguiendo con la mirada el trayecto del esférico.

Y Millonarios iba, sin una idea clara, pero iba. Nada parecía detenerlo. Hasta que se llevó un susto al minuto 36. Pelota profunda para Mosquera, quien le ganó la espalda a Cadavid y cuando estaba dejando a De los Santos atrás, el defensor se lo llevó por delante. El árbitro, quedado de la jugada, siguiéndola desde la mitad de la cancha, porque la velocidad del jugador de Patriotas también lo sorprendió a él, no fue testigo de lo sucedido y dio el ‘siga-siga’, que acabó con la esperanza de los visitantes. Esa fue la opción más clara a lo largo de los 90 minutos.

La primera parte se fue sin más oportunidades. En la segunda todo cambió a favor de los azules, que mantuvieron la misma idea del primer tiempo: posesión en campo contrario. Sin embargo, le añadieron un poco más de precaución, así que los laterales y mediocampistas ya eran más organizados a la hora de regresar. Por lo que el trabajo de la ofensiva de Patriotas se complicó de sobremanera, porque no encontraban los espacios que tuvieron en la primera parte, pero que no supieron aprovechar. Y se puso más cuesta arriba la labor de los visitantes después del minuto 50 cuando Millonarios se puso arriba en el marcador.

Fue de tiro libre. Jugada preparada. Toque atrás de Juan Guillermo Domínguez para Matías de los Santos. La barrera en su desespero de salir a cortar el balón se abrió, dejó un hueco enorme, que fue aprovechado por el defensor. Un derechazo potente salió con destino a la portería de Martínez, quien voló, le puso sus manos, que fueron de poca resistencia ante la violencia del remate que terminó metiéndose por la parte superior de la portería norte del estadio El Campín de Bogotá.

Esa fue la última llegada del cuadro azul, que a partir del gol esperó con paciencia la propuesta ofensiva de la visita para intentar salir con velocidad, siempre utilizando a sus laterales para abrir la cancha. Patriotas intentó proponer, pero no contó con una oportunidad clara frente a la portería de Fariñez. A sus jugadores siempre les sobró una jugada. Por lo que terminaban perdiendo el balón o inhabilitando a sus compañeros de ataque. Así terminó el juego, con la efectividad de los azules imponiéndose en el terreno. Ganando por la mínima diferencia y sus hinchas festejando con pólvora el primer triunfo del actual campeón de la Liga en el primer semestre de 2018.

Fuente: elespectador.com

Leído 34 veces

Dejar un comentario

Asegúrate de introducir la información obligatoria en los campos marcados con asterisco (*). No se permite código HTML.

Diseño, programación y soporte Webmaster Cali